La Universidad de San Pablo-T celebró 14 años

- -
Con una clase inaugural, el 14 de septiembre de 2007 en lo que hoy es su Centro Cultural en 24 de Septiembre 476, se puso en marcha la Universidad de San Pablo-T, un proyecto educativo que soñaba con convertirse en universidad desde mucho antes con la creación de la Fundación para el Desarrollo.

Para conmemorar este día en el campus universitario ubicado en San Pablo, se realizó un acto que fue encabezado por la Secretario de la Fundación para el Desarrollo, Catalina Rocchia Ferro, el Rector de la USP-T, Ramiro Albarracín y la Vicerrectora, Inés Yamúss.

Participaron los directores de los institutos que forman parte de esta universidad, docentes y personal administrativo. Durante el acto se destacó el trabajo realizado por los docentes y el personal no docente durante el tiempo de pandemia, resaltando el regreso a la presencialidad desde este cuatrimestre.

Además, se subrayó los avances en las investigaciones del Centro Integral de Biotecnología Aplicada, creado hace seis años; el crecimiento de la reserva natural y de usos múltiples San Pablo-T, fundada en 2016.

También se recalcó la puesta en marcha del Colegio Preuniversitario, que ya está inscribiendo para el ciclo 2022. También el desarrollo de las plataformas educativas para el dictado de carreras a distancia.

En este sentido las autoridades indicaron que se están inaugurando subsedes en distintos puntos del país como unidades de apoyo para los estudiantes de esas provincias que confían en esta universidad para su educación profesional.

Este año esta Casa de Altos Estudios, creada por la empresaria Catalina Lonac, puso en marcha la carrera de Arquitectura, otro de los objetivos cumplidos por quienes fundaron esta institución.

En julio de 2007, por decreto presidencial Nº 859/07 se autorizó la creación de la USP-T, aprobando sus estatutos y autorizando a iniciar sus actividades académicas, a partir del 14 de Septiembre del mismo año. En 2013 la universidad comenzó con el proceso de autoevaluación interno, de una evaluación externa realizada por un comité de pares evaluadores y de una evaluación ad hoc a cargo de expertos universitarios.

La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU) fue quien dictaminó y recomendó al Poder Ejecutivo de la Nación, otorgar el reconocimiento definitivo solicitado, considerando que la Universidad está en condiciones de ejercer adecuada y responsablemente las atribuciones otorgadas por la Ley de Educación Superior.

Esta recomendación fue avalada por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación que permitió que el Presidente de la Nación, Mauricio Macri autorizara en forma definitiva a la USP-T en 2018, dando cumplimiento a los requisitos de la Ley de Educación Superior en los términos del artículo 65, otorgar la plena autonomía universitaria.